los sentimientos del alma

General

Cuando una persona...

Escrito por coia 29-01-2007 en General. Comentarios (0)
                  http://coia.blogdiario.com/img/6 

“Cuando una persona deja de aprender, deja automáticamente de crecer y empieza a envejecer.”

Cada día. Al final del mismo debemos preguntarnos:  "Hoy, ¿qué aprendí?”, y valorar nuestro crecimiento a través de la riqueza más importante:  el conocimiento. La gran mayoría de los seres humanos vivimos del conocimiento acumulado en nuestro cerebro, casi todos tenemos el mismo hardware, es decir dos pies, dos ojos, dos brazos, dos oídos, la diferencia, que hace que unos prosperen más que otros, es el software, lo que cada quien almacena en su cerebro. No lo dude más, no escatime la inversión en su superación intelectual, resulta curioso, que a muchas personas les duele auto invertir en su persona y se resisten a comprar libros, música o videos que los enriquecerán intelectualmente, en cambio no vacilan un instante cuando se trata de gastar en licores, cigarros o pornografía, que sólo los contamina y empobrece. Son tiempos de aprender.  La diferencia entre los triunfadores y los mediocres está en lo que contengan sus mentes, la mente es como un jardín, hay que fertilizarla, cultivarla, cuidarla, arrancarle la cizaña, es decir, echar fuera los pensamientos negativos, las telarañas que son los prejuicios, fruto de la ignorancia y el abandono. Decídase a enriquecer diariamente su activo más valioso: SU MENTE.

 

Anónimo

La flor no nace....

Escrito por coia 28-01-2007 en General. Comentarios (0)

http://coia.blogdiario.com/img/5 

 

a flor no nace para ser hermosa...

Nace para ser flor.

Su belleza requiere que quien la mire tenga la capacidad para descubrirla.

Pueden pasar a su lado cientos... miles...

Algunos ni siquiera se percatarán de su existencia.

Otros no encontrarán en ella nada singular que la haga resaltar del paisaje que la contiene.

Habrá quienes pensarán solo es una flor más.

Aún tal vez aparezcan los que le dedicarán un par de miradas atraídos por sus colores y seguirán su camino.

Pero en algún momento aparecerá quien no la considere una flor más, y tenga todo el tiempo necesario para deleitarse observándola en cada milímetro, descubra nuevas sensaciones al acariciar suavemente sus pétalos, y no siga de largo, sino que decida que es una flor demasiado hermosa para no conservarla.

Así con profundo cuidado y amor, cavará en torno de su raíz y poniendo todo su cariño y atención la llevará a su propio jardín donde a cada momento pueda tenerla cerca para quererla, apreciarla, dejarse cautivar por ella... para amarla.

Y no le pedirá que cambie su color, su forma, su aroma.

Ella nació flor. Ella nació así.

Así también tu vida puede ser como esa flor.

Tal vez pasen cientos o miles a tu lado sin percatarse de tus valores, de tus sentimientos, de tu propia existencia.

Hasta que alguien con la capacidad interior necesaria te descubrirá en medio del mundo.

Posará en ti sus ojos y te hará parte de su mundo sin que para ello debas cambiar o mostrarte en forma distinta.

Alégrate de haber nacido como eres y espera la llegada de ese gran día.

Nadie deja de llegar

Escrito por coia 28-01-2007 en General. Comentarios (0)

http://coia.blogdiario.com/img/4 

Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces...

Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra...

Nadie mira la vida sin acobardarse en algunas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle al agua ni llega al puerto sin remar muchas veces...

Nadie siente el amor sin probar lágrimas, ni recoge rosas sin pincharse con sus espinas...

Nadie hace obras sin martillar sobre un edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a sí mismo...

Nadie llega a la otra orilla sin haber construido puentes para pasar...

Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible...

Nadie conoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir...

Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo...

Pero nadie deja de llegar a su objetivo, cuando tiene la claridad de un don, el crecimiento de su voluntad, la abundancia de la vida, el poder para realizarse y el impulso de su pasión...

Nadie deja de llegar cuando en verdad se lo propone...

Leyenda de la catedral de Girona (Catalunya)

Escrito por coia 28-01-2007 en General. Comentarios (0)
http://coia.blogdiario.com/img/3 

LA BRUJA QUE SE CONVIRTIÓ EN PIEDRA Hace muchísimos años, en la ciudad de Girona, vivía una vieja de la que se comentaba por el pueblo que era una bruja. Aseguraban que volaba por los aires y un vecino afirmó que una noche, se le cruzó un gato negro, le tiró una piedra golpeándole la cabeza y que al día siguiente la vieja aparecía con la frente vendada, la misma zona de la cabeza donde el gato fue golpeado, por lo que se creía que tenia la capacidad de transformarse por las noches. Esta mujer, tiraba piedras en las paredes de la catedral de la ciudad, soltando blasfemias y riéndose a mandíbula abierta, cantando mientras e iba coplas obscenas. Los ataques con piedras a los muros de la catedral sucedían siempre a la misma hora, después del Ángelus, cuando los vecinos estaban en sus casas y no se veía un alma por las calles. Cuenta la leyenda que un buen dia Dios, indignado por la actitud blasfema de la bruja, quiso castigarla y la convirtió en una gárgola de piedra, quedando pegada y empotrada en uno de los contrafuertes del claustro, cerca de la llamada torre de Carlomagno. Al día siguiente, los vecinos de la ciudad pudieron contemplar como había surgido en el muro la deforme figura de piedra y reconocieron en sus rasgos a la vieja. Así acabaron los temores de que la bruja empleara sus malas artes y poderes mágicos contra ellos. Como castigo, acabo siendo parte para siempre del objeto de sus maldades.

Creer basta para perdonar...

Escrito por coia 27-01-2007 en General. Comentarios (0)

                             

                                  http://coia.blogdiario.com/img/2

 

La confianza se basa en la fe.
Cuando confiamos nuestro corazón a otra persona,
asumimos que no tratará deliberadamente
de herirnos o de abusar de nosotros.
Nos gustaría que la gente que amamos
fuese honesta, digna de confianza y justa.
Nos gustaría que fuesen responsables,
pero, lamentablemente, esto no siempre es así.
Dado que todos somos imperfectos y vulnerables,
podemos decepcionar o ser decepcionados.
En estas ocasiones cuando debemos recurrir
a nuestra habilidad para perdonar,
para que las heridas curen
y la confianza sea restablecida.

Confiar implica olvidar el pasado y
mirar hacia delante, intentando otra vez,
siempre con la convicción de que el esfuerzo,
por imperfecto que sea, vale la pena.
Nuestra meta, después de todo, es...
humana, no divina.